jueves, 24 de enero de 2013

Giros Desesperados




No se como comenzar, he dejado mucho tiempo esto, quizás porque no siento que tenga la misma energía de antes, quizás porque yo me siento distinta, quizás porque no exista un alma que sea capaz de leer todas las cosas que coloco aquí .. Tantas son las cosas que te suelen ocurrir, y siento que he cambiado, he aprendido a vivir con el dolor en el interior, a dejar las penas a un lado, para sonreír o forzar una leve sonrisa sin sentirla, a veces sentir el viento chocar en mi piel, o simplemente abrazar al silencio y sentirlo en mi interior, si, tengo 23 años, la primera vez que plante un escrito aquí  tenia solo 15 años, como pasa el tiempo, y es así como cada vez dejo cosas de lado, y me aferro a otras... 
Hay cosas que nunca diré  y otros recuerdos que este espacio se ha llevado por completo de mi, quizás si he conseguido superar un montón de cosas y otras que entiendo que aun siguen allí guardadas... Pero ahora sigo impregnando palabras escritas en este sitio, aquí donde deje sueños a medio terminar, siento que este lugar me ayudo mucho, conocí muchas personas, algunas que no tienen valor, y otras que aun siguen teniéndolo .. Como un príncipe solitario que se colo en mi mundo, aunque suele desaparecer bastante, pero te sigo extrañando... 

De verdad lo siento, trate de ubicarte, pero no diste señales de vida, jamas te olvidare, porque sigues siendo importante para mi, hay muchas cosas que quise contarte en su momento cuando me pasaron, porque necesitaba un amigo cerca, pero... Nunca te pude contactar... Y ahora vi tus comentarios, perdón que tardara tanto, lo siento, me siento mal después de haberlos leído  jamas quise que salieras de mi vida, aun te quiero en ella, pero sigo sin saber como ubicarte, y lo cierto es que... te quiero, y mucho... Aun quiero verte en persona...

Hay muchas cosas que cambian, y siento que yo cambie, siento que todo es diferente a mi alrededor, desde el aire que respiro, hasta el sol que toca y acaricia mi piel, del agua que rosea mi cuerpo, y todo lo que se compone y se complementa en el mundo, incluso mis sentimientos cambiaron, aprendí a ocupar la indiferencia, la frialdad... Eso lo aprendí después de involucrarme con el Jano... Un nombre que jamas olvidare, porque lo sigo teniendo muy plantado en la piel... Siento que cambie y que este cambio se sigue implantando en todo lo que soy y lo que puedo ser...

Hay veces que tienes que cerrar los ojos mil veces para aprender a diferenciar las cosas, para darte cuenta de que la vida y la muerte tienen dos puntos diferentes, de que no puedes estar en dos sitios al mismo tiempo aunque te gustaría hacerlo... Y que a veces tienes un pie puesto en el borde de la vida y el otro en el borde de la muerte, que todo puede ser diferente, solo si tu lo crees así  pero nunca obligues a alguien que te ayude, si tu no te quieres ayudar a ti mismo.

Dando un giro desesperado...

PD: José, escríbeme por fa, este es el segundo mensaje que te dejo en esta entrada, de verdad quiero hablar contigo u.u

Deleyda.

1 comentario:

Jose Andrino dijo...

Todo cambia, Angie, pero en esencia seguimos siendo los mismos. Tal vez pensemos que no, que sucede algo en nuestras vidas que nos impide volver a ser como éramos... pero en realidad nunca dejamos de serlo. La vida puede parecernos igual durante años, e igualmente puede dar 'giros desesperados' en un instante, de modo que el tiempo que haya pasado en el fondo no es algo que tenga mucho valor.

Respecto a hablar, por supuesto que volveré a pasarme por aquí, y por descontado que tienes las puertas abiertas a mi blog, (Des)equilibrium). Aparte de esto, desconozco si tendrás una cuenta de Tuenti, por ejemplo. Si la tienes o la creas, puedes buscarme por mi nombre (Jose Manuel Andrino), o avisarme por aquí. Sé que nuestros horarios son diferentes, pero me conecto casi a diario, así que supongo que podríamos hablar.

Un beso, guapa. Y un placer volver a saber de ti.